Si hay un plato que caracteriza especialmente a la gastronomía cántabra, ese son las rabas de Santander.

Con una marcada tradición en la región, las rabas gozan de una popularidad inigualable, dentro y fuera de Cantabria. 

Su éxito equivale a sus increíbles propiedades al degustarlas. De textura suave al paladar, las rabas de Santander y su delicioso sabor tienen un lugar destacado en los aperitivos y platos de la gastronomía cántabra

Una materia prima de calidad es clave para obtener un buen producto. En MAREMONDO creemos que esto es importante y, por ello, trabajamos con los mejores proveedores de rabas de Santander. Sin duda, la mejor opción para saborear este manjar del Norte

¿Qué son las rabas de Santander? 

Las rabas son pequeños fragmentos de cefalópodos autóctonos de las aguas del Cantábrico. Una vez troceados, estos son enharinados y, empleando abundante aceite, se fríen para obtener su textura característica. Con frecuencia, las rabas más comunes de encontrar suelen ser de pulpo, calamar o sepia, aunque las opciones son variadas

Las diferentes especies de animal utilizadas en su elaboración originan las diversas variedades de rabas disponibles. Si bien, su proceso de elaboración, que suele ser lo más artesanal posible, es un factor común a estas. 

¿Qué debes saber de las rabas? 

La historia ha permitido conocer el origen de este delicioso plato que, como no podía ser de otro modo, hunde sus raíces en Santander. Las rabas tienen sus orígenes, al menos, en el siglo XIX. En dicha época, eran numerosas las tabernas y locales de la ciudad cántabra donde ya se servían sus “predecesoras”. Estas no eran sino patas de pulpo curadas y, posteriormente, rebozadas y fritas. Desde entonces, su popularidad no ha parado de crecer. 

Rabas de Santander

Acerca de su elaboración 

El cocinado de las rabas determinará su sabor y textura finales

Una fritura intensa, empleando la cantidad justa de aceite y sin excederse en el tiempo, otorgará a las rabas una presencia, aspecto y sabor excelentes. Este es el procedimiento tradicional, seguido durante décadas por los cántabros, para la elaboración de las rabas de Santander

Todo sobre los beneficios de las rabas 

Las rabas de Santander son un aperitivo excelente que, además, puede funcionar muy bien como plato, o acompañante de otros. Pero es que, aparte de ser sabrosas y apetecibles, las rabas son una fuente de nutrientes nada despreciables. 

Las rabas aportan minerales al organismo, muy importantes para suministrarnos la energía necesaria diariamente. Son un alimento rico en potasio, calcio y otros nutrientes esenciales, por no hablar de su increíble aporte proteico. Además, al ser bajo en sodio, es perfecto para no exceder los niveles cardiovasculares

Su consumo equilibrado no perjudica en absoluto a la salud. Al contrario, es un alimento bajo en grasas y, como puedes ver, especialmente saludable

¡Pero espera, hay más! También te podría interesarte: